Theo Roncken y Joaquín Chacin, enero de 2014

Para estudiosos como Fernando Carrión, profesor investigador de FLACSO sede Ecuador, la seguridad ciudadana “…se dirige hacia el fortalecimiento de la ciudadanía en el sentido de potenciar los derechos individuales y colectivos” (Carrion 2009: 13). Pero en Bolivia, la seguridad ciudadana no solo es “la principal preocupación de los bolivianos que habitan en las ciudades del eje central” (ONSC 2012: 6), sino también sinónimo de un conjunto de medidas preventivas, de control y represivas contra el delito. Se entiende a la seguridad de la población a partir de hechos que el Código Penal tipifica como delitos, reduciendo una temática estratégica de la convivencia entre ciudadanos muy diversos (en cuanto a identidades, pertenencias, condiciones de vida, etcétera), a la necesidad de prevenir, controlar y reprimir “actos delictivos y contravenciones”.

Ver artículo completo