Los resultados de la aplicación del indulto en Bolivia y su impacto sobre las personas encarceladas bajo la Ley 1008 

Gloria Rose Marie de Achá, junio de 2016

En junio de 2016 ha finalizado la vigencia del último de los cuatro decretos que desde diciembre de 2012 instruyeron un  proceso de indulto a favor de la población carcelaria en Bolivia. Un análisis de resultados de ese proceso muestra que, efectivamente, se ha logrado reducir el porcentaje de personas encarceladas con detención preventiva, de 85% a fines de 2012 a 69% en 2016. Sin embargo, no ha habido una mejora sustancial del problema de hacinamiento. 

Pese al descenso de las cifras de la detención preventiva, en Bolivia todavía permanecen privadas de libertad 9.595 personas sin haber sido halladas culpables de delitos, lo que demuestra que la presunción de inocencia ha sido relegada en función de otros intereses y preocupaciones. Uno de los principales retos del sistema penal en Bolivia, es el retorno de los principios de excepcionalidad y proporcionalidad a la aplicación de la detención preventiva, a fin de que la reducción de los porcentajes de presos sin sentencia no se revierta hacia una situación similar a la de 2012. 

Ver versión corta 

Ver artículo completo