Los resultados de la aplicación del indulto en Bolivia y su impacto sobre las personas encarceladas bajo la Ley 1008 

Gloria Rose Marie de Achá, junio de 2016

En junio de 2016 ha finalizado la vigencia del último de los cuatro decretos que desde diciembre de 2012 instruyeron un  proceso de indulto a favor de la población carcelaria en Bolivia. Un análisis de resultados de ese proceso muestra que, efectivamente, se ha logrado reducir el porcentaje de personas encarceladas con detención preventiva, de 85% a fines de 2012 a 69% en 2016. Sin embargo, no ha habido una mejora sustancial del problema de hacinamiento. 

Pese al descenso de las cifras de la detención preventiva, en Bolivia todavía permanecen privadas de libertad 9.595 personas sin haber sido halladas culpables de delitos, lo que demuestra que la presunción de inocencia ha sido relegada en función de otros intereses y preocupaciones. Uno de los principales retos del sistema penal en Bolivia, es el retorno de los principios de excepcionalidad y proporcionalidad a la aplicación de la detención preventiva, a fin de que la reducción de los porcentajes de presos sin sentencia no se revierta hacia una situación similar a la de 2012. 

Ver versión corta 

Ver artículo completo

Gloria Rose Marie de Achá, marzo de 2016

Teóricamente, las políticas de drogas deberían golpear al crimen organizado, pero el crimen organizado sigue creciendo mientras son arrestados y encarcelados los actores menores del negocio, que son fácilmente sustituibles, y cuya detención no influye en los mercados de drogas ilícitas. Corresponde replantearse la lucha antidrogas si los que reciben la respuesta penal son los consumidores de drogas y los vendedores de sobres con gramos, las mujeres en situación de vulnerabilidad que se involucran en la venta al menudeo o que arriesgan sus vidas como “tragonas” llevando cápsulas de droga en sus estómagos, los extranjeros muchos de los cuales son básicamente “mulas” que transportaban drogas y que luego de su detención fueron abandonados a su suerte por quienes los contrataron, y las personas menores de 18 años que constituyen los eslabones más débiles de la estructura del tráfico. Estos grupos de detenidos son básicamente descartables en la lógica de un negocio millonario. Su arresto o detención, por tanto, no va a significar ningún golpe a las grandes estructuras del narcotráfico.

Ver versión corta

Ver artículo completo

Theo Roncken y Gloria Rose Marie de Achá, agosto de 2015

Publicado en el libro referencial "Drogas, política y sociedad en América Latina y el Caribe" (2015), este capítulo revisa las contradicciones del proceso de cambio boliviano en relación a la problemática de drogas. Observamos que el enfoque gubernamental en esta materia reafirma el histórico compromiso con los dogmas y prejuicios del prohibicionismo. A tiempo de implementar una estrategia de revalorización de la hoja de coca, el gobierno Morales no abandonó en ningún momento la reducción (erradicación) de cocales como objetivo estratégico de prioridad, provocando nuevas dinámicas de exclusión, división social, y confrontación violenta. Las políticas de reducción de la oferta y demanda de drogas, muestran el mismo enfoque represivo. Lo que menos se analiza y discute, es el negocio de las drogas y sus diversos impactos. En materia de drogas, las opciones de cambio (estructural) pasan por una apertura de ese debate.

  El libro está disponible en: www.libreriacide.com

Gloria Rose Marie de Achá, 2015

El costo social de las políticas de drogas se evidencia también en la situación de la población de jóvenes y adolescentes privados/as de libertad por casos de drogas. De acuerdo con los estudios realizados a nivel de la región, hay dos situaciones relevantes a tomar en cuenta en referencia a esta población:

1) La existencia de una percepción social negativa y discriminatoria hacia los/las jóvenes y adolescentes, a quienes se estigmatiza considerándoles como proclives al delito y la violencia. En ese marco, la carga represiva de las políticas de drogas suele impactar fuertemente sobre esta población a través de la persecución policial, la violación de derechos y la privación de libertad.

2) Los/las jóvenes y adolescentes tienen, en general, una participación marginal o en niveles subalternos en los delitos de drogas, usualmente se dedican al transporte en calidad de “mulas” o al micro-tráfico o venta al menudeo, por tanto, son fácilmente reemplazables dentro de la economía de las drogas, y tampoco se benefician en gran medida con las ganancias que genera la misma.

Este informe se enmarca en la investigación sobre personas detenidas y encarceladas por delitos de drogas realizada por CEDD, y aborda dos realidades, primero, la situación de los y las jóvenes en la justicia penal ordinaria, y segundo, la situación de los y las adolescentes en el sistema penal especial que es la Justicia Penal para Adolescentes.

Ver informe completo

Gloria Rose Marie de Achá, junio de 2014

Acción Andina, en el marco del Colectivo de Estudios Drogas y Derecho, ha realizado un estudio exploratorio con el objetivo  de visibilizar la realidad de los usuarios de drogas de uso ilícito en Bolivia y las respuestas institucionales que ellos encuentran. Ambas temáticas han estado contaminadas por las acciones de interdicción y represión penal, además de haber recibido poca atención en el marco de implementación de las políticas de drogas.

Ver version corta

Ver artículo completo

Theo Roncken y Gloria Rose Marie de Achá, abril de 2014

El gobierno de Evo Morales, a tiempo de plantear una revalorización de la hoja de coca, no ha abandonado en ningún momento el postulado de la reducción de cocales como objetivo prioritario de la política de drogas en Bolivia. Esta continuidad de enfoque ha provocado nuevas dinámicas de exclusión y marginalización (de sectores poblacionales), división social (entre sectores cocaleros), y confrontación violenta (entre éstos y el aparato estatal).

Ver artículo completo 

Alan Forsberg, January 2011

This article briefly describes the beneficial qualities, constructive uses, and profound cultural significance of the coca leaf for the indigenous Andean peoples highlighting examples from Bolivia – a country in the vanguard of the defense of the sacred leaf. People everywhere need to learn to respect the beneficial and mystical qualities of coca leaf in its natural state and recognize the idiocy and madness behind its prohibition in international law. To do so will require a serious reevaluation and education campaign to overcome cultural barriers and long held stereotypes.

Download Article